Cuerpo-Mente- Espíritu - IV

Iluminadoras visiones acerca de la conexión cuerpo-mente-espíritu.

Sri Chinmoy en una carrera

CADA DIA CADA HORA, es una oportunidad dorada para devenir en un mejor instrumento de Dios; es un proceso de toda una vida. Por lo tanto, cada vez que uno practica, uno debe consagrarse y entregarse a la Voluntad del Supremo.
Un atleta practica seriamente durante tres o cuatro meses, y entonces durante la competición ha de demostrar su capacidad. Si lo hace pobremente, tal vez pensará: "¡Oh, tantos sacrificios durante tantos meses... y qué resultado tan deplorable!" Pero eso no fue sacrificio. Él sólo estaba dando durante un período de tiempo, y ahora está recibiendo el resultado en forma de una experiencia. El buscador que reconoce su unicidad interna con el resto del mundo no se sentirá triste y desgraciado cuando lo hace pobremente. Solamente dirá: "Hice lo que pude durante mi práctica, y ahora el resultado lo estoy tomando como una experiencia. Tanto si he quedado el primero, como si he quedado el último o en un puesto intermedio, el resultado me ha sido dado por mi Señor Supremo como una experiencia." Esta clase de experiencia - tanto el fracaso como el éxito - es absolutamente necesaria para todo el mundo en cualquier área de la vida. Desde el punto de vista espiritual, decimos que no hay tal cosa llamada sacrificio cuando existe un sentimiento de unicidad. El esposo está ofreciéndole algo a la esposa o viceversa. En virtud de su unicidad el esposo está haciendo algo por la esposa y, en virtud de su unicidad, la esposa está haciendo algo por su esposo. Así que no hay sacrificio. Yo tomo una fruta con mi mano izquierda y la pongo en mi mano derecha, y con mi mano derecha me la como. Mi mano izquierda viene a mi mano derecha, y mi mano derecha viene a mi boca; es todo unicidad. Pero si tú quieres separar las diferentes partes deSri Chinmoy levantando 210 libras mi ser puedes decir que la mano izquierda hizo un tremendo sacrificio cuando le dio la fruta a mi mano derecha, y que mi mano derecha hizo un tremendo sacrificio cuando puso la fruta en mi boca. Si hay un sentido de separatividad, siempre hay sacrificio; de lo contrario, todo es unicidad, todo unicidad. El que yo haga esto y tu hagas aquello, es todo parte del Juego Cósmico de Dios. No hay yo, no hay tú, no hay ganador o perdedor. Es todo una realidad, una unicidad-realidad.

UNA ACTITUD GANADORA, desde el punto de vista espiritual, es una actitud abnegada. Si tienes una sincera actitud abnegada, estás más que listo para conquistar tu propia ignorancia. En la vida humana ordinaria tratamos de ganar derrotando a los demás. En la vida espiritual intentamos ganar conquistando lo no aspirante y lo no divino en nosotros mismos. La actitud ganadora es nuestro anhelo de conquistar las cualidades que no tienen ganas de progresar o que están intentando destruirnos.

SI UNO ES UN BUSCADOR-ATLETA, antes de correr o saltar, antes de entrar en las actividades físicas, debería ofrecer unos momentos de gratitud a su Piloto Interno por haberlo inspirado a devenir en un atleta. Un atleta es el que corre, el que valora el tiempo, el que valora la velocidad y cree en una meta que siempre se mueve hacia adelante. Hay millones y billones de personas sobre la Tierra que no son atletas, pero él ya es un atleta. Por lo tanto, si puede ofrecer su gratitud por ello, entonces aumenta su poder de receptividad. Si aumenta su poder de receptividad, aumenta automáticamente su capacidad atlética. Porque la receptividad es lo que aumenta la capacidad. En cuanto aumenta su receptividad, es bendecido con más capacidad, abundante capacidad, capacidad sin límites. Y para aumentar su receptividad sólo existe una manera: ofrecer su gratitud de corazón por lo que ya ha llegado a ser.

Suprabha Beckjord termina su 9ª carrera de 3,100 millas

HAY UNA GRAN DIFERENCIA entre la concentración psíquica y la concentración física o vital. La concentración psíquica es realmente difícil - mucho más difícil que la concentración física o vital. Es como el hermano mayor. Pero el hermano más joven puede ciertamente ayudar al hermano mayor. El poder de concentración que aprendes de los deportes atléticos se sumará sin duda a tu concentración psíquica. Y si alguien tiene concentración psíquica al igual que concentración física, concentración vital y  concentración mental, esa persona puede ser fácilmente un gran campeón en el mundo atlético así como en el mundo espiritual.

ANTES DE CORRER, LA MEDITACIÓN es buena para calmar y aquietar la mente, de manera que no entren las fuerzas negativas. Cuando meditas, tu mente adquiere cierto sosiego. Entonces, mientras corres, si puedes hacer emerger esta sosiego, eso te ayudará a vencer la frustración mental que viene a menudo cuando corres distancias largas. Cuando corres distancias largas, vendrán todo tipo de pensamientos frustrantes y te harán sentir que lo que estás haciendo es inútil. O la mente dirá : "Oh, es muy aburrido", y no querrás dar un paso más. Pero si pudiste meditar anteriormente en el día, habrás adquirido algo de fuerza interna sólida que te llevará kilómetro tras kilómetro. Sri Chinmoy preparándoseAdemás, la meditación te enseña a vaciar de pensamientos la mente. Y si puedes mantener los pensamientos fuera de tu mente mientras estás corriendo, eso te ayudará tremendamente - mucho más de lo que puedes imaginar. En ese momento una nueva  creación podrá amanecer dentro de ti, y esto te proporcionará inspiración y receptividad adicionales.

SÓLO HAY UN LÍMITE: cuánto quiere revelarse Dios a través de cada individuo. El único límite es la Voluntad de Dios. Dios espera, espera y espera. Entonces, si ve que alguien está receptivo o que alguien ha trabajado muy duro, quizá Él haga algo a través de esa persona.

COMO CORREDOR NO SOY GRAN COSA, pero justo al comienzo intento volverme un instrumento y hacerme sentir que es otro, mi Amado Supremo, quien está corriendo en mí y a través de mí. Justo al comienzo de la carrera Le ofrezco al Supremo mi corazón de gratitud, y al final, tras acabar la carrera, también ofrezco mi gratitud. Si puedo ofrecer mi fervorosa gratitud a mi Piloto Interno antes de la carrera y también después de la carrera, entonces no puede haber ninguna frustración, ninguna disminución de la aspiración. La aspiración y el poder de concentración permanecerán igual a lo largo de la carrera.

Sri Chinmoy Marathon Team

 

 

YO ANIMO E INSPIRO a mis estudiantes a organizar y participar en triatlones y carreras de larga y corta distancia precisamente porque siento que el mundo necesita dinamismo. El mundo externo necesita dinamismo y el mundo interno necesita paz. Todos somos buscadores; así pues rezamos y meditamos a fin de tener paz. Además, sentimos que si podemos estar dinámicos, entonces podremos conseguir mucho en nuestra vida externa. Para estar dinámicos necesitamos buena forma física en todo momento, y el correr nos ayuda considerablemente a mantenernos físicamente en forma.

 

<< Cuerpo-Mente-Espíritu - III                  Cuerpo-Mente-Espíritu - V >>