1er Paso: Inspiración


“La vida espiritual es un maratón,
un maratón interno que nunca termina.
El Supremo está rogando
a todos sus hijos-buscadores
que sean excelentes corredores
–para correr velozmente, como ciervos
en este eterno viaje interno.”
                                       — Sri Chinmoy

Poemas sobre el correr como el anterior pueden proporcionar la inspiración necesaria para planear un programa de entrenamiento y salir por la puerta cuando el plan llama a la acción.

Para mantener el entrenamiento durante un cierto período de tiempo, lo cual es esencial cuando se entrena para una carrera larga como el maratón, necesitamos inspiración continuamente. Todos los poemas y aforismos de Sri Chinmoy que he incluido aquí están hechos para inspirarnos y motivarnos en cada paso de nuestro viaje en el entrenamiento y en el maratón mismo.

Con un plan y un entrenamiento adecuados, ciertamente podremos cubrir los 42 kilómetros del maratón fácil y alegremente. Pero sin inspiración tal vez no siempre nos sintamos con ganas de poner nuestro complaciente cuerpo a seguir nuestro buen consejo o plan. En tal caso, Sri Chinmoy tiene un buen consejo:

Pregunta: A veces no me apetece correr durante días seguidos, aún cuando sé que es bueno para mí. ¿Cómo puedo vencer esta reluctancia?
Sri Chinmoy: “Tenemos que practicar la auto-disciplina. Es haciendo algo, deviniendo algo, no necesariamente algo grande o famoso, es como podemos vencer nuestra reluctancia. Mediante el movimiento, que es progreso, y mediante el logro, que es otro tipo de progreso, es como podemos vencer a la reluctancia. A fin de vencer la reluctancia, hemos de tener un objetivo y tenemos que tratar de alcanzar ese objetivo. Al moverte y progresar siempre hacia un objetivo, no sólo devienes un mejor corredor sino también un mejor instrumento de Dios.”

Con este sencillo pero poderoso consejo podemos motivarnos para comenzar nuestro trayecto hacia un objetivo. Para principiantes absolutos, el objetivo puede ser el de correr o caminar hasta un kilómetro y medio por día, o caminar dos minutos y correr suavemente dos minutos durante 10 minutos al día. Para los que tienen experiencia en correr habitualmente, el objetivo puede ser aumentar el kilometraje semanal hasta poder llegar a correr un maratón completo. Otros pueden apuntar a conseguir hacer un mejor tiempo en el maratón. Sea cual sea el objetivo, hemos de obtener primero la inspiración apropiada que nos motive a salir por la puerta y empezar a movernos hacia nuestro objetivo.

2º Paso: Objetivos >>