Febrero

sunrise-boat_0.jpg

                                                         Bahía de Bengala. Foto de Unmesh

 

1 de febrero

Vida significa oportunidad.  

Oportunidad significa comienzo fresco.  

Comienzo fresco significa amanecer de satisfacción.

 2 de febrero

Dondequiera que vayas, ve con inspiración y aspiración.  Hagas lo que hagas, hazlo con amor e interés.  Quienquiera que mires, míralo con la belleza de la pureza y con la gloria de la responsabilidad.

 3 de febrero

Si quieres sinceramente la paz en el mundo exterior, ofrece toda tu sabiduría.

Si quieres sinceramente la paz en el mundo interior, ofrece todo tu silencio.

4 de febrero

Para lograr la felicidad no tienes que esperar a que tu vida termine.  Sencillamente búscala en el lugar correcto.  El lugar correcto es tu corazón donador de sí mismo.

5 de febrero

Los logros humanos son relativos, pero no la riqueza divina del hombre, su Ser interior.

6 de febrero

Eres el hacedor de la paz.  Por tanto eres el hijo de Dios.

7 de febrero

Cuanto más podemos resistir el sufrimiento, antes se extingue la fuerza del sufrimiento.  Por lo tanto, sembremos la semilla de la resistencia en nuestro corazón aspirante.

8 de febrero

¿Cómo conquisto mi inseguridad?  Únicamente conquisto mi inseguridad meditando en la luz, jugando con la luz, reclamando la luz como mía, verdaderamente mía.  Esta luz es la luz del alma, y no la luz de mis ojos humanos.

9 de febrero

El amor es la esencia de la Divinidad de Dios.

La gratitud es la esencia de la divinidad del hombre.

10 de febrero

¿Cómo puedes aumentar tu disciplina?  La manera más fácil es desarrollar una sed verdadera, un llanto interior por los frutos de la disciplina.

11 de febrero

La riqueza que el cuerpo necesita es el equilibrio.

La riqueza que la mente necesita es la confianza.

La riqueza que el corazón necesita es el amor.

12 de febrero

Voy con frecuencia al reino de mi alma, pues mi alma me ha dado permiso para tomar de allí todo lo que quiera.  Siendo así, tomo la pureza de mi alma y se la ofrezco a mi cuerpo.  De esta manera sirvo a mi cuerpo.  Tomo el dinamismo de mi alma y se lo ofrezco a mi vital.  De esta manera sirvo a mi vital.  Tomo la luz de mi alma y se la ofrezco a mi mente.  De esta manera sirvo a mi mente.  Y luego tomo el deleite de mi alma y se lo ofrezco a mi corazón.  De esta manera sirvo a mi corazón.

13 de febrero

La verdadera fuerza de voluntad viene de las profundas cavidades de nuestro corazón, en donde se halla el alma.  No es un producto de la mente física; viene directamente del alma.  La luz del alma actúa como fuerza de voluntad en nuestra vida externa para lograr o manifestar algo en la Tierra.

14 de febrero

Si el amor puro, el amor del corazón, el amor del alma, puede filtrarse por todo tu ser, entonces puede purificar y divinizar tu existencia entera.  Sólo cuando toda la existencia física está inundada de amor, podemos tener el sentimiento universal de la unicidad.

15 de febrero

Un momento de gratitud ofrecida a Dios equivale a una hora de la más intensa meditación en Dios.

16 de febrero

La música divina es la música del corazón aspirante, del alma iluminadora, del cuerpo que despierta, del vital que se expande y de la mente que sueña.

17 de febrero

Si somos humildes, entonces la otra persona abrirá de inmediato la puerta de su corazón para que podamos entrar en su corazón y ella pueda entrar en el nuestro.  Si somos humildes, el mundo entero nos abrirá su corazón, porque el mundo siente que tenemos la buena gana o la receptividad para contenerlo dentro de nuestro propio corazón.

18 de febrero

Cada día, por la mañana temprano, tenemos que revitalizar nuestra vida exterior con una esperanza dorada.  Esta esperanza no es un sueño inactivo; es la precursora de la divinidad que se manifestará en y a través de nuestra naturaleza exterior.  Es nuestra cualidad dinámica divina, nuestra esperanza dorada, la que ve el Más Allá incluso cuando todavía es un clamor lejano.

19 de febrero

¿Dónde está nuestra meta?  No está en el cielo azul, no está en el océano inmenso, no está en el desierto lejano; está en lo profundo de nosotros, en las íntimas cavidades de nuestro corazón.  El mundo crece y fluye dentro del corazón espiritual.  Si podemos sentir que nuestro corazón espiritual es el vivo Hálito del Supremo, estamos llamados entonces a sentir que nuestra meta anhelada está adentro y no afuera.

20 de febrero

La meditación es el ojo que ve la Verdad, el corazón que siente la Verdad y el alma que realiza la Verdad.

21 de febrero

Cuando rezo y medito siento que estoy irradiando algo que acabo de recibir de Dios: la paz, la luz y el deleite. Precisamente estas son las cosas que mis compañeros, mis amigos, mis familiares, mis seres queridos necesitan desesperadamente.  Estoy meditando en un rincón de la habitación, pero mientras medito, doy interiormente a los demás lo que estoy recibiendo de arriba.  Si esto no es una forma de servicio, ¿qué es servicio entonces?

22 de febrero

El compromiso impide que nos quebremos.

La consciencia impide que nos dobleguemos.

23 de febrero

Si queremos obtener satisfacción, alegría y plenitud de cualquier tipo de trabajo, entonces tenemos que sentir, en cuanto entramos en ello, que el trabajo mismo, y no el resultado futuro, es todo alegría.

24 de febrero

Si uno sonríe con toda su alma, espontáneamente desde el corazón, en ese momento nunca puede sentirse inseguro.  Tu sonrisa llena de alma significa la manifestación sólida, concreta, de la luz en la tierra.  Y esta luz viene de tu unicidad consciente e inseparable con todos y con todo.  Todos somos uno; todos somos miembros del único Supremo Absoluto.  Sabiendo esto, no deberíamos tener sentimiento alguno de inseguridad en ningún momento.

25 de febrero

El auto-engaño es el comienzo del final.

La auto-perfección es el final del comienzo.

 26 de febrero

No hay nada que valga la pena conocer sino el alma.

No hay nada que valga la pena devenir sino Dios.

27 de febrero

La auto-trascendencia nos da alegría en medida infinita.  Cuando nos trascendemos, no competimos con los demás.  Competimos sólo con nuestros previos logros.  Y cada vez que superamos nuestros logros, obtenemos alegría.

28 de febrero

La conciencia primero nos dice cómo hacer lo correcto.  Después nos dice por qué deberíamos hacer lo correcto.  Finalmente, ella hace por sí sola lo correcto en nuestro lugar.

29 de febrero

Debes avanzar o retroceder.

¡Retrocede!  He aquí, eres tuyo.

¡Avanza!  He aquí, eres de Dios y Dios es tuyo.