Bienvenido al Centro Sri Chinmoy

Inspirados por las enseñanzas y el ejemplo personal de Sri Chinmoy, sus estudiantes han establecido más de 300 Centros alrededor del mundo. El Centro Sri Chinmoy sirve de hogar espiritual para sus miembros: un espacio donde se reúnen regularmente para la oración, la meditación, y otras actividades espiritualmente orientadas como el deporte o la música. El Centro también representa las enseñanzas de Sri Chinmoy en acción, haciendo accesible el enfoque espiritual de la vida para los buscadores y aspirantes de todo el mundo.


meditando.jpg

Clases y seminarios de meditación, conciertos, carreras y eventos atléticos, poesía y exhibiciones de arte, son algunos de los programas públicos ofrecidos por los estudiantes de Sri Chinmoy. A instancia del propio Sri Chinmoy, todas las clases se ofrecen gratuitamente, desde la convicción de que la espiritualidad no es un privilegio sino un derecho innato universal que no puede comprarse o venderse.

El Centro patrocina además las actividades atléticas del 'Sri Chinmoy Marathon Team' y la carrera mundial de relevos por la Paz  global 'Peace Run'.

sri-chinmoy-meditating.jpg

El Centro Sri Chinmoy está sólidamente basado en la práctica de una espiritualidad viva, donde la paz, el amor, la alegría y la luz, que se desarrollan en nuestro corazón espiritual a través de la oración y la meditación, puedan expresarse en nuestra vida cotidiana.

Si siente interés por aprender a meditar, aquí queremos brindarle la inspiración y la información necesarias. Si desea asistir a un seminario gratuito, por favor contacte con el Centro más próximo a su residencia.

Puede conocer más a Sri Chinmoy y su obra en: www.srichinmoy.org, y en páginas dedicadas a las diversas facetas de su trabajo.

Apertura del Parlamento de las Religiones del Mundo

Sri Chinmoy fue invitado al acto inaugural del Parlamento de las Religiones del Mundo en Barcelona el 7 de julio del 2004. Tras ofrecer una profunda meditación silenciosa por la unidad de las religiones, el Maestro interpretó su música meditativa al esraj indio para las 3.000 personas, representantes de todas las religiones, que asistieron a esta significativa ceremonia.