Vida interna y vida externa

rose.jpg

“ Si no conoces la capacidad de tu mente,
No te has perdido mucho.

Si no conoces la capacidad de tu corazón,
Te has perdido mucho.

Si no conoces la capacidad de tu alma,
Te lo has perdido todo”.

 

El propósito de la vida es llegar a ser conscientes de la Realidad Suprema. El propósito de la vida es ser la expresión consciente del Ser Eterno.

La vida es evolución. La evolución es un desplegarse desde el interior. Cada vida es un mundo en sí misma. En verdad, cada vida es un microcosmos. Todo lo que palpita en el vasto universo, también palpita en cada vida individual.

Existen dos vidas: la interna y la externa. La vida externa habla sobre sus principios y luego intenta actuar. Predica en todo momento pero practica muy poco lo que predica. La vida interna no habla; actúa. Su acción espontánea es la manifestación consciente de Dios.

Nuestra vida tiene dos realidades: la exotérica y la esotérica. La realidad exotérica trata con el mundo externo. La realidad externa trata de satisfacerse alimentando los deseos y estimulando las pasiones. La realidad interna o esotérica halla la plenitud en el control de las pasiones y la conquista de los deseos, nadando en el vasto mar de la Liberación.

La vida es existencia. La existencia ordinaria proviene de una Existencia más profunda. La existencia no puede venir de la no-existencia. La vida proviene de Dios. La vida es Dios. Debemos hacer dos cosas: debemos estudiar la vida muy devotamente y vivir la vida muy divinamente.

(De “Yoga y vida espiritual” - Sri Chinmoy)

 

 

"Puedes cambiar tu vida.
No necesitas esperar años,
ni siquiera meses, para este cambio.
Este cambio empieza en el momento en que te sumerges en el mar de la espiritualidad.
Intenta vivir un día, tan un solo día, la vida de la disciplina espiritual.
Lograrás triunfar".

—Sri Chinmoy