Y ahora, ¿hacia dónde?

¡Sigue meditando! Has hecho germinar la semilla latente de tu aspiración. No dejes de regarla mediante tu práctica asidua para que llegue a convertirse  en una planta que ofrecerá multitud de flores y en un árbol lleno de frutos de realización. Continúa consolidando los ejercicios que más te han gustado. Tal vez tienes también la opción de asistir personalmente a alguno de los cursos o meditaciones del Centro Sri Chinmoy.

Si te interesa estudiar meditación con un maestro, si sientes una afinidad interna con Sri Chinmoy, si sus enseñanzas te están ayudando en la vida y en tu crecimiento y quieres desarrollar una conexión con el Maestro, puedes informarte de los pasos a seguir en el propio Centro Sri Chinmoy.

Para entender mejor la relación entre el Maestro y el discípulo, lee los capítulos 17 y 18 del Manual de Meditación y en estas mismas páginas.

Puedes solicitar información sobre las actividades gratuitas del Centro: cursos, conciertos de música meditativa, así como un catálogo de libros de Sri Chinmoy en castellano o en inglés y grabaciones de música para meditación. Estaremos encantados de responder a cualquier pregunta o sugerencia que puedas tener al respecto.

Gracias por darnos la oportunidad de servirte a través de la meditación en tu búsqueda de un mayor significado y plenitud de la vida. La meditación ha sido un regalo de incalculable valor en nuestras vidas, y sentimos que es un privilegio el tener la ocasión de compartirlo contigo.

Dondequiera que te conduzca el viaje de la vida, que encuentres paz, alegría, felicidad y éxito. Y por favor recuerda:

“No lo que das,
Ni siquiera lo que eres,
Sino sólo lo que quieres llegar a ser
es lo que cuenta a largo plazo.”
- Sri Chinmoy